Más allá de la música

Disfrutar de la vinyl music es mucho más que una experiencia sensorial. No se trata simplemente de prestar el oído para escuchar un sonido. Es también entregarse a un contacto con el pasado, con la historia y con las raíces de la música tal como la conocemos y disfrutamos hoy. Es verdad que la tecnología ha avanzado muchísimo en lo que a reproducción del sonido respecta. Pero los nostálgicos preferimos apegarnos a los clásicos en su formato original.

Claro que encontrarse ahora mismo estas colecciones en venta no es cosa fácil, no solo por lo escasas que son sino también por sus precios. Se han convertido en artículos de culto y por eso es muy difícil conseguirlos. Tengo amigos que a lo largo de los años han logrado reunir colecciones impresionantes de discos de vinilo. Y como les han ofrecido dinero por ellas, pero dicen que no las venderán.

Creo que es muy romántico eso de atesorar objetos como los discos de vinilo. Porque al final uno puede escuchar música de calidad de muchas maneras. Pero hacerlo en discos de vinilo es otra cosa que va mucho más allá de la música. Esas experiencias son invaluables.