Las celebraciones de las empresas se llenan de sorpresas y magia

Las celebraciones de las empresas se llenan de sorpresas y magia pues para eso se organizan fundamentalmente. Con la magia para empresas en días señalados se puede contribuir a la humanización del trabajo.

La empresa, además de ser una célula económica, es una célula social. Está formada por personas y para personas. Está insertada en la sociedad a la que sirve y no puede permanecer ajena a ella. La sociedad le proporciona la paz y el orden garantizados por la ley y el poder público; la fuerza de trabajo y el mercado de consumidores; la educación de sus obreros, técnicos y directivos; los medios de comunicación y la llamada infraestructura económica.

La empresa recibe mucho de la sociedad y existe entre ambas una interdependencia inevitable. Por eso no puede decirse que las finalidades económicas de la empresa estén por encima de sus finalidades sociales. Ambas están también indisolublemente ligadas entre sí y se debe tratar de alcanzar unas, sin detrimento o aplazamiento de las otras. Es por esto que tomarse el tiempo para celebrar de forma entretenida puede traer muchos y muy buenos resultados. La energía que proporciona la magia es increíble para comenzar luego de las celebraciones nuevas jornadas laborales.