Aprende a cuidar tus piezas de ganchillo

Este es un tema que puede resultar complicado, sobre todo porque las prendas de ropa y otros son muy delicadas y se debe cuidar por dos. Además, porque es una muestra de respeto con la persona que lo hizo, ya que gracias a ello, es que nosotros lo usamos para aguantar el frío..

Uno de los mayores riesgos al momento de lavar la lana, o las piezas de la canastilla artesanal,  es que se encoja por usar el producto equivocado. O haberle aplicado, sin querer, desmanchador, de esos que son a base de cloro, menudo error.

Pero ya no hablemos más de accidentes, mejor vamos manos a la obra.

 

Primero debes pensar si deseas lavar la pieza en el lavamano o en la lavadora, si vas a usar la segunda, elimina el paso del secado con la centrífuga. Si lo lavarás a mano, busca un recipiente con agua, agrega el detergente indicado para este tipo de tejidos y no lo dejes remojar. Luego, aclara la pieza con agua y ya es hora de ponerla a secar.
Segundo, y no por ello menos importante, el secado. Ten presente que la ropa de lona no se puede exprimir o retorcer para eliminar el exceso de agua. es preferible dejarlas secando en un plano horizontal y en una superficie plana.